El Sacramento de la ConfirmaciĆ³n

El día 17 de Mayo de 2015, la Iglesia Universal celebró la Ascensión de Jesús a los Cielos, tras su Resurrección.

En diversos momentos, Jesucristo, Dios y Hombre verdaderos, nos enseña que nos conviene que Él esté junto a Dios Padre, para enviarnos al Espíritu Santo.

El Espíritu Santo es la Tercera Persona de la Santísima Trinidad. Gracias a Él, Dios (la Santísima Trinidad) puede habitar en lo más profundo de nuestro corazón, viviendo una relación de amor íntima y personal con nosotros. En teología suele utilizarse una expresión parecida: en el Espíritu Santo, por mediación del Hijo, somos hijos de Dios Padre. ¡Gracias al Espíritu Santo, podemos llamar a Dios Padre! ¡Gracias al Espíritu Santo podemos orar! ¡Gracias al Espíritu Santo Jesucristo se hace verdaderamente presente en el misterio de la Eucaristía!

La Confirmación es un Sacramento muy importante en la vida del cristiano. El obipo, sucesor de los Apóstoles, siguiendo el querer de Jesucristo, invoca al Espíritu Santo, para que Éste venga sobre las personas que desean recibirlo. Los cristianos, al recibir al Espíritu Santo, reciben gracias especiales de Dios, para vivir en plenitud la vida cristiana y poder seguir, con valentía, la voluntad de Dios sobre nuestras vidas.

Desde nuestra parroquia de Caniles, pedimos por las 15 personas que se confirmarán el próximo 31 de Mayo de 2015.

Share